¿Qué pasa con las bibliotecas públicas?

Por Lydia González

En la colonia Valle Verde de la ciudad de Torreón, Coahuila se ubica la Biblioteca Municipal Efraín González Luna. Las instalaciones están equipadas con un amplio catálogo de títulos, equipo multimedia y mobiliario cómodo y adecuado para dar servicio a los usuarios que habitualmente las visitan.

En contraste, sus paredes con grafitti muestran el poco cuidado que ciertos sectores de la comunidad tienen hacia la cultura, una realidad que el INEGI reportó en el más reciente Módulo de Lectura correspondiente al mes de Junio de 2015, donde se muestra a Coahuila como uno de los estados que menos dinero destina a la compra de libros, con tan solo $177 anuales.

Ante esta situación entrevistamos a José González Ayala, encargado de la biblioteca en el turno vespertino, con respecto a los usuarios que frecuentan estos espacios.

IMG-20160525-WA0007

 

¿Cuántos usuarios tiene la biblioteca en promedio al día?

      Hay distintos números de usuarios porque es por épocas, cuando son por ejemplo fin de cursos o fines de bimestre que los estudiantes tienen mucha tarea llega a haber hasta 25 o 30 usuarios diarios y hay épocas, por ejemplo en vacaciones o cuando no hay mucho trabajo escolar, hay temporadas en las que las que las escuelas están más calmadas hay hasta dos, tres, cuatro. Hay rachas, hay temporadas buenas y temporadas malas.

 

¿Quiénes son los usuarios?

      Por lo general son estudiantes. Digamos que el 85% de nuestros usuarios son estudiantes de secundaria principalmente, de ahí le siguen los de primaria y ya en poquita proporción los de media y media superior.

 

¿Qué servicios utilizan?

        Se supone, el objetivo para el que fue creada la biblioteca es para que la gente tuviera acercamiento a los libros que por lo general son caros, no son accesibles para que una familia promedio tenga la posibilidad de comprar un libro por semana o por mes, entonces la utilidad de una biblioteca es que tengan acceso a la literatura, a la poesía, a la consulta.

      Pero actualmente se ha cambiado ese objetivo porque ya, como tenemos módulo de servicios digitales, lo más usado por nuestros visitantes son las computadoras. Vienen generalmente a hacer tarea.

IMG-20160525-WA0008

 

¿También se pueden usar las computadoras para esparcimiento?

 Sí los dejamos que las usen para tener usuarios, si nos apegáramos al reglamento, no son para jugar ni para Facebook, pero si les negamos ese servicio tendríamos muy poquitos usuarios diarios.

Es muy poco, por ejemplo te digo, de 10 muchachitos que van, solamente dos van a hacer tarea y los otros ocho van a meterse a Facebook o a jugar.

 

¿Ha notado una disminución en el número de usuarios que se tienen por día con respecto a épocas anteriores?

       Ha cambiado el fin de la biblioteca, antes de que llegaran las computadoras pues eran siete a leer y a consultar y tres a otro tipo de usos, y ahora se invirtió completamente la proporción.

        En cuanto a número siguen siendo los mismos pero en cuanto a su finalidad sí cambió. Se revirtió completamente, ahora van siete u ocho a la computadora y dos o tres a hacer tareas o a estudiar.

       De hecho la lectura recreativa, lo que antes normalmente iba uno a una biblioteca a agarrar una novela y pasar un tiempo a leer, prácticamente desapareció. Ya nadie va a leer por gusto, por pura necesidad.

 

¿Por qué considera que se ha dado esta situación?

        En primera por el surgimiento de la tecnología, por el alcance que tienen las computadoras que ahorita son prácticamente indispensables y como hay gente y familias que todavía no tienen acceso al internet, pues por eso tenemos esa demanda de usuarios.

      Y en otra por el trajín de vida, porque ya cada día tenemos menos tiempo libre y si lo tenemos lo dedicamos a descansar porque prácticamente el trabajo nos absorbe. Ya es muy poca la gente que va por gusto a leer.

 

¿Qué actividades propone la biblioteca para fomentar la lectura?

        Entre otras de las actividades que diseñamos ponemos talleres, implementamos por ejemplo la hora del cuento que a los niños les gusta mucho esa actividad, los círculos de lectura en donde dependiendo de la edad y el perfil de los asistentes sacamos libros que les interesen y lo leemos y lo comentamos.

       Hay estrategias que se hacen en conjunto con los maestros y las escuelas, le decimos a la maestra que en estos tiempos en que los niños solamente copian-pegan de internet sus tareas, pueden utilizar como estrategia que vayan y consulten y que les pidan a los niños que el bibliotecario les selle su tarea, de esa manera la maestra se asegura de que leyeron y que la fuente que están consultando no es nada más la de internet.IMG-20160525-WA0009

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s